Make your own free website on Tripod.com

Un relato muy Beatlemaniaco


Menú
Inicio
Códigos Fuente en C
Prácticas de Física
Letras de los Beatles
Traducción del Libro de Análisis Matemático
Página de Cristhian Garay: encontrarás cursos de cálculo,etc
Firma el Libro de Visitas
Problemas de Análisis Matemático
Álgebra Moderna y problemas

Bueno, pues en ésta parte verás un relato realizado por Mary, persona "beatlemaniaca" en el cual para cada parte de su vida en el relato lo compara con letra del cuarteto de Liverpool.

Un error de Apreciación

Con pasos lentos entró María en el cuarto. Encendió el tocadiscos;Ringo,Paul,John y Goerge comenzaron a cantar para ella. Durante los ú:ltimos meses se habían convertido en una adicción, eran los causantes de que a diario rezonaran portazos entre su madre y ella. Incluso estuvo a punto de romper con Iván porque él se indignó con alguna "blasfemia" proferida por Lennon; a pesar de que los juicios de su novio, María buscaba cada L.P. de los Beatles como la única palmera en medio del desierto. Ese tocadiscos portátil azul había sido el regalo secreto de su padre para María dos navidades atrás y doña Lola nunca se lo perdonaría.

Sobre la cama yacía aquel festín de cristales de nieve, bordados diminutos sobre la llanura de organdí...A taste of honey, tasting much sweeter than wine...

Las tensiones se mezclaban con la ilusión de lso preparativos. Recordó cómo había planeado cada detalle. Había elegido el papel holandés de las participaciones donde los padres de Iván y los suyos invitaban a celebrar "el Sacramento " en la catedral Metropolitana, con la bendición del enviado papal. Sonrió al rememorar la discusión bizantina surgida a raíz de que ella insistiera en que quienes se casaban deberían ser los portavoces de la buena nueva. Las madres de ambos amenazaron de un coma diabético y un ataque de asma al leer el borrador preparado por María, donde aparecían solamente como madrinas de velación. Y hasta el pobre de Iván tuvo que tomar partido y actuar como mediador. María sólo deseaba que todo fuera distinto. No quería ser como su mamá, ni como su suegra; muy mujer , como decían ellas, y tener ceniceros tan limpios que reflejaran las luces de los candiles, niños de puro diez a punta de pellizcos y un marido tan trabajador que a veces no llegara...Obladi, oblada, life goes on, yeah,yeah,yeah,yeah,life goes on...

Escuchó una voz que porecía venir de muy lejos, era su madre:

-María,¿ya saliste del baño? No tarda Lucy en llegar para peinarte y maquillarte.

-Ya, ma -me respondió María desde su olimpo.

Se secó morosa frente al espejo, se untó crema para suavizar cada milímetro de piel, debía prepararse para aquella primera noche...It won´t be long,yeah.It won´t be long, yeah, till I belong to you...

Iván eran tan serio, tan guapo, tan responsable; María no podía terminar de agradecer su buena suerte al haberlo conocido en aquella conferencia. Ella había ido casi a rastras al salir del colegio, de calcetas y uniforme. Él era el retrato mismo de la pulcirtud, vestía un traje azul, camisa blanca y corbata de seda; además, parecía encantado con los comentarios sarcásticos de María respecto a la perorata magistral sobre el cine francés y la censura en México. Apenas habían cruzado una mirada. Iván le pareció a ella tan sereno, tan maduro para su edad, tan diferente, hasta casi un poquito aburrido, tal vez un poco parecido para su padre...Se fueron quedando solos, y al despedirse, Iván besó su mano y le dijo:

-Me voy a casar contigo.

A la semana siguiente la llamó por teléfono; dijo que se había atrevido a pedir el número a Paquita, una amiga de María. Preguntó que si podía visitarla o, aun mejor, invitarla a tomar un café. María lo pensó tres milésimas de segundo y aceptó ;al colgar flotaba por toda la casa como una niebla rosa.

Fueron al Museo de Arte Moderno; Iván le regaló un libro sobre Diego Rivera que le dedicó en la terraza del Restaurant del Lago, mientras María se reflejaba en sus ojos del color del agua asentada. Qué diferencia entre los otros muchachos y éste que le hablaba en sus ojos del color del agua asentada. Qué diferencia entre los otros muchachos y éste que le hablaba de cubismo, le acercaba la silla, laq miraba con ojos que tenín alas...If I feel in love with you, would you promise to be true...

-Ay, Mary, qué preciosísimo vestido de novia - le dijo Lucy, desviando la vista de la desnudez que reflejaba el espejo, cuando doña Lola abrió la puerta con un:

-Tápate, niña.

María se puso la bata, de mala gana, y replicó:

-Mamá,¿por qué nunca tocas antes de entrar?

-No te enojes, la pobre debe estar bien requetetriste porque te le vas - interrumpió Lucy. ¿Cómo quieres que te peine?

-Con el cabello suelto, por favor,Lucy...

-¿Cómo que suelto? ¿Cuándo se ha visto a una novia con los pelos al aire? ¿De dónde piensas sujetarte el tocado? Se te va a caer con el peso del velo y vas a dejarlo a media iglesia, y qué van a decir Iván y su familia, ya ves que son tan finos.¡No!, Lucy, hazle un chongo de gajos.

-Pero,ma,¿cómo me voy a desenredar el cabello en la noche?

-Pues desenredándotelo, o te lo lavas y ya.Tú nada más estás pensando en, pensando en...en la noche. ¿Eso fue lo que te enseñaron las monjas?

-No, ma, por desgracia, las monjas me enseñaron inglés,taquigrafía, historia pero de sexo,nada. Eso lo voy a aprender de hoy en adelante...

-Niña, no seas lépera - respondió la madre con la intención de darle un bofetón; pero se contuvo, qué iban a decir los suegros de su hija.

Las muy mujeres le aconsejaron a María que jamás se quitara el camisón frente Iván,porque lo oculto despierta el deseo.El consejo contrastaba como el amarillo y el negro con sus inteciones...I once met a girl, what could I say, she wanted me. She showed me her room, isn´t it good, Norwegian wood...

La verdad era que su madre estaba encantada con el enlace matrimonial, pensaba que Iván representaba todos los valores que obligarín a María a detener esos ímpetus de yegua desbocada; su hija incluso se había atrevido a criticar la forma en que se maquillaba y la manera de beber de su esposo, eso había pasado porque Carlos mimaba en exceso a su Marilla. En cambio, Iván estaba educado a la antigua, como doña Lola misma, como debe ser; siempre la saludaba y se despedía de ella con un beso en la mano, llegaba con flores para madre e hija. Iván era el hijo ejemplar de un industrial renombrado, iba a misa cada domingo y comulgaba, no andaba en fiestecitas y sobre todo, usaba el cabello corto. Había llevado a María al Alcázar del Castillo de Chapultepec a escuchar la Novena de Beethoven; seguramente él sí lograría pulir los gustos musicales de María, que se deleitaba con esos greñudos sucios-pensaba la feliz suegra-; ya podía su hija ir rompiendo sus discos o lo haría ella aprovechando la luna de miel de la pareja. Las canciones de los Beatles habían taladrado sus maternales tímpanos tardes enteras, por más que le pidiera a María que bajara el volumen y que cerrara la puerta de su cuarto, las notas se colocaban por dedajo y la perseguían... y ella no merecía eso, ella, que había dejado una promisoria carrera de concertista de piano, por amor, por sus hijos, por sus obligaciones. Carlos nunca debió regalarle ese tocadiscos, si ya había uno en la sala, desde el dia en que entró ese aparato endeminiado a la recámara de María, la paz de la casa salió por la ventana. Después de la boda de María, doña Lola podría disfrutar del silencio de su casa.

-Lucy, ponme los tubos grandes para pelo suelto.

-Hazle un chongo...qué va a pensar Iván... que le entrego una jipi... ¡jamás

-Mary chula, ¿ Qué te parece si te hago un chongo flojito? Ándale, ¿ qué te cuesta darle éste último gusto a tu mami?

-Está bien Lucy, pero no me pongas espai-accedió María.

Poco a poco mientras le armaban la torre de gajos sobre la cabeza, iba sintiéndose más y más frustrada, ¿ por qué había accedido? Help, I need somebody,help,not just anybody...Help! Era su boda...Se le fueron llenando los ojos de gotitias de rabia. Su madre no había querido oir sus razones. Por fortuna,a partir de esa noche ella podía decidir si se peinaba o no,si se vestía o pasaba la vida cubierta solamente por los ojos de Iván. "Nunca más, mamá",pensó.

Sus padres habín llegado a un arreglo: doña Lola podía gobernar con tintes hitlerianos la casa de la ciudad, mientras accediera a recibir a sus amigos en la casa de Valle. Ése era el lar del padre, un caos ordenado con decorados de cantina de pueblo que se había convertido, según María, en el Centro de Acopio de Adultos Soporíferos. María hubiera preferido utilizar esos fines de semana para hablar con su padre sin que se quedara dormido a media conversación. don Carlos se desgastaba trabajando para llegar rendido, beberse sus copas y escapar de la avalancha de quejas. Era una amada presencia ausente...It´s been a hard day´s night and I´ve been working like a dog...

-¿ Qué tal doña Lola? A ver, ¿ me permite el tocado para probárselo sobre el chongo?

-¿ Por qué lloras? -reprendió donña Lola. Qué que bueno que ya no voy a tener que lidiar contigo, a ver si le haces estas escenitas a Iván.

-Iván no va a ser mi madre sino mi marido...

-Son los nervios doña Lola. Mary linda, no ves que no voy a poder maquillarte si estás llorando -suplicó Lucy.

-Es que me jalaste el cabello...

María únicamente quería salir volando de ese sarcófago repleto de antigüeades, aprender a pintar, leer libros prohibidos, ir a fiestas sin su mamáa, en las madrugadas caminar descalza por la playa, seguir los dictados de su cuerpo; en una palabra, ser...Let it be, let it be, speaking words of wisdom, let it be...

¿ Qué te hicieron? ¿ Qué le hicieron a mi niña? -era la tía Carmela que había venido desde Chihuahua.

-Nada, nada, ya deja de consentirla, acabo de poner café en cocina, ¿por qué no te tomas una tacita? Yo ahorita te alcanzo -dijo terminante doña Lola.

Su hermana obedeció, cerró la puerta y bajó en silencio. Carmela adoraba a María, gustosa se hubiera declarado esclava de la voluntad de la niñ, habría querido ser su nana gratuita. Desde que vio a María por vez primera la abrazó con ansia, con hambre, con antojo de solterona. Había decidido dedicarle su vida entera pero los celos de Lola la disuadieron. Entre estertores, Carmela se refugió en sus clases y aceptó el trabajo de directora en una escuela de señoritas que le ofrecieron en Chihuahua...Ah, look at all the lonely people. Ah, look at all the lonely people. Eleonor Rigby picks up the rice in the church where a wedding has been, lives in a dream... La querida tía Carmela, siempre tan sola le tocó quedarse a cuidar a la abuela y cuando la anciana murió, Carmela se miró en el espejo y vio a una mujer cincuentona, ajada, con ansias de carne, de familia propia, de una historia distinta, pero era demasiado tarde y tuvo que conformarse con las migajas de maternidad que le daba María.

La invasión a la casa por los parientes de provincia había reducido los espacios de intimidad. Hacía varios días que la sala y el comedor estaban sepultados por regalos y al entrar en cada habitación era seguro dar un traspiés con las maletas, todo era desorden. Al ver doña Lola su hogar matemático en este estado, estuvo a punto de correr a todos...You say yes, Isay no, you say stop, Isay go,go,go.Oh no,you say stop,I say go,go,go. Oh no, you say goodbye, and I say hello,hello,hello...

Decidida, María se hundió en el vestido de novia; al verse en el espejo cerró los ojos presa de vértigo. Solamente le quedaban unas horas, la levedad de la ensoñación la mantenía inmóvil, admirándose...It´s only love, and that is all, what should I feel, the way I do...

Por fin, esta noche...-se dec&icute;a. Mientras el cristal retrataba su imagen, un cosquilleo le caminó por la piernas y el vientre. Esa noche se entregaría sin sentir que su madre la estaba espiando. Le habían hablado del dolor húmedo y tibio pero lo deseaba. Mirarse en los ojos de Iván, cubrirse con esa piel sin prisa.Él sabría cómo hacer cantar el laúd de sus entrañas. El devenir sería maravilloso...Lucy in the sky with diamonds...

Después de tantos preparativos para que todo fuera perfecto, la liturgia matrimonial transcurrió como un suspiro; María no podía recordar una sola palabra del sermón. Después vinieron los abrazos y la recepción que su padre se había empeñado en ofrecer. La honra de la familia estaba a salvo, había entregado de blanco a su única hija. Así lo hizo saber a todos los concurrentes en un lacrimoso discurso que dirigió a la nueva pareja. " El honor estuvo al borde de un acantilado ", pensó María burlona; si don Carlos hibiera sabido de las tardes lluviosas en el drive-in de Insurgentes...el himen era lo único que le quedaba intacto porque el resto ya había recibido el suave festejo de las manos de Iván, Listen, do you want to know a secret?...

Habían acordado esperar hasta esa noche. El novio no quiso arriesgarse a un embarazo que los pusiera en evidencia ante ambas familias, él sabía que los bandos estarían contando los meses. Pero María ya había tomado precauciones; una tarde, a esondidas, había ido a la farmacia y con la especializada asesoría de la dependiente compró una ampolleta anticonceptiva para tres meses y se la llevó puesta; la inyección le provocó un sangrado leve pero constante que casi la obliga a confesar, pero la sanguaza impertinente se detuvo a la semana y María respiró tranquila. Ése era otro punto en el que diferían ella e Iv´n, él quería todos los niños que les mandara Dios cuando quisiera mandárselos, pero María no estaba tan dispuesta a complacer en todo a su Creador...Lady Madonna,childrent at your feet...

Lanzaron el ramo y la liga desde las escaleras; pasaron la zapatilla de la novia entre los comensales para luego recibirla colmada con billetes. Al despedirse, Iváan se arrodilló para recibir la bendición de sus padres; cuando se acercó María, el padre de Iván intentó acercar su huesuda mano a los labios de su nuera para que se la besara, pero la recién desposada tomó la mano del suegro y le estampó con frescura un beso en la mejilla.

Con lujo de ruido y seguidos por los automóviles de amigos y parientes, los novios fueron depositados frente al aeropuerto para volar a la playa elegida. Durante el vuelo Iváan permaneció callado; no respondía a las preguntas de María,hasta que ella explotó en llanto e Iváan la interrogó satisfecho: ¿ por qué se había negado a besarle la mano a su padre? ¿ No se había dado cuenta de que era una seńal de respecto? Ése era el trato acostumbrado en su familia. No iba a ser ella, la menor de todas las nueras, la que pusiera el desorden...

A partir de hoy era su esposa y tendría que obedecerlo; además, cuestionó su obsecació en traer a la luna de miel su tocadiscos. María respondió, con un nudo en le pecho, que solamente hab&iacutado;a tratado al padre de Iván como a don Carlos, y que con mucho gusto obedecería cuando estuviera de acuerdo. Iván pensó que el asunto estaba zanjado y la besó con una sonrisa condescendiente, pero Mar&iactue;a se quedó masticando bolitas de ira.

Al llegar a la suite nupcial, un Iván encantador levantó en vilo a María para trasponer el umbral de su vida nueva...When I get older, losing my hair, many years from know, will you still be sending me a Valentine, birthday greetings, bottle of wine...

De acuerdo con la tradición él pasó al baño de primaria, enfundado en un piyama blanco de algodón, envuelto en una nube de Brut. Ella le pidió que desabotonara el vestido; él le abrazó sediento pero se detuvo, debían cumplir el ritual completo. Después de una hora, apareció cubierta apenas por un ligero negligeé blanco. Iván comenzó a besarla con urgendia. De pronto María sintió un cardo flamígero que la penentraba, quiso aullar, pero Iván acalló el grito con sus labios; éste no era un suave dolor húmedo, María se veía como una res abierta en canal, por fortuna, la tortura duró poco. Iván gruñó, exhaló y se retiro admirando su sexo todavía erecto y manchado de sangre. Sonriente, le preguntó a su bienamada:

¿ Qué tal? ¿ Te dolió mucho? Estás rica, apretadita...

María respondió con un sollozo y le preguntó:

- ¿Por qué tan rápido? ¿ Por qué no me acariciaste como cuando éramos novios?

Iván volvió a abrazarla, la besó, le pidió que esperara, que tuviera confianza, que ya se acostumbraría, era su esposa, no era un piruja, y hacer el amor decentemente estaba dentro de sus obligaciones materiales. Ya habían hablado de eso. Le dijo que no era hora de discutir y que si ella no estaba cansada, él se hallaba rendi...Y se quedó dormido.

María sudaba, había tenido miedo, tenía pavor de que a Iván se le antojara volver a acercársele; su ilusión por enloqueser de placer en su primera noche se había desbaratado como muñeco de arena. Habí visto el rostro descompuesto de su nuevo marido mientras estaba encima, no se parecía al del hombre del que se había enamorado; por qué no esperó un poco más, hasta que ella le suplicara ser el suave estuche para su espada al rojo vivo; y eso de la piruja, qué tenía que ver las prostitutas con sus deseos, dónde había quedado ese ser tierno que ella había creído conocer...Lloró, se sintió sucia, usada, culpable...No, ella no se había casado para ser la bacinica de los placeres de otro, ni para obedecer, ni para ir de bendición en besamanos...

Se levantó de la cama, con cuidado de no despertar al hombre, y se sumergió adolorida en la tina, debía evitar que esto volviera a suceder. Él roncaba como toro de libia, con una sonrisa bovina estampada en el rostro. María salió silenciosa del baño, se vistió guardó en el morral de lona sus discos y el tocadiscos, escondió es su bolsa el dinero recolectado. No sabía lo que quería pero tenía bien claro que esto no. Miró su vestido de novia sucio de polvo, de vino y de pastel; arrugado, deshabitado, suplicante, tirado en el piso. Recordó la cara de sus suegro, los brindis, los discursos; estaba segura de que sus padres afirmar&iactue;an que se había ahogado. Dio media vuelta y salió del cuarto sin hacer ruido; iba a caminar desclaza por la playa antes de perderse entre la bruma de la madrugada...She´s leaving home,bye,bye...



Regresar a principal

Regresar a principal


Si tienes algún comentario da un click en la animación inferior

envíame un e-mail envíame un e-mailenvíame un e-mail

Si no te enlaza automáticamente al e-mail, aquí tienes mi dirección de correo electrónico: jesusman57@hotmail.com